1 de abril de 2016


Lo mío con Ninagawa san fue un flechazo directo al corazón. Llegué a sus fotos hace años a través de la revista de moda alternativa Kera Magazine, a la cual estuve suscrita durante algunos años y desde entonces no he dejado de seguirla. Su obra me ha influido intensamente y mi serie Colorfeels están totalmente inspirada en ella y su obsesión por las flores y los colores saturados.


Mika Ninagawa es una fotógrafa muy reconocida tanto dentro como fuera de su país, especialmente en moda y publicidad. Sus fotografías han vestido desde zapatillas hasta trenes Shinkanshen. Además ha publicado varios libros entre ellos Liquid dreams, dedicado al mundo pececil y que espero poder conseguir algún día. Aquí unas fotos para que entendáis porqué este libro me es absolutamente necesario para vivir XD






Su técnica es inconfundible: analógico, procesos cruzados, poca profundidad de campo, superposiciones... un estilo visual que ha seguido manteniendo a la hora de trabajar en digital. Sus fotografías son auténticas explosiones de color y cada imagen está obscenamente saturada hasta un exceso que abruma. Pero si nos atrevemos a indagar más allá del primer impacto visual, poco a poco vamos cayendo en el hechizo, como la abeja atraída por una flor brillante y aromática. Todos los elementos está dispuestos a propósito. Nada sobra ni falta en una fotografía de Ninagawa.

Sakuran, la película en la que debutó como directora, le dio fama internacional. El guión -basado en un “Memorias de una geisha” en versión manga- es una simple excusa para desplegar una fotografía brutal y cuidada hasta el milímetro. Parte de su éxito habría que atribuírselo a un reparto espectacular encabezado por Anna Tsuchiya -una badass girl de cuidado- y a la banda sonora en la que colaboró la artista Shiina Ringo, una cantante con una voz muy personal, también muy reconocida y apreciada en el país nipón.




En el siguiente vídeo -que es el principio de la película- podéis apreciar la fotografía del film en todo su esplendor:


Tampoco se queda corta dirigiendo la adaptación del manga Helter Skelter, una dura critica hacia la sociedad y su obsesión por la belleza y juventud. La película muestra personajes extremos arrastrados hacia la oscuridad más perversa, con una atmósfera agobiante que inunda cada fotograma.

 


Y para finalizar este post allá va una selección de fotografías ¡Disfrutadlas!







Enlaces recomendados
Campaña en Dogo Onsen 2015 aka florecicas everywhere!

© Fotografías: Mika Ninagawa

0 comentarios:

Tienda online