16 de febrero de 2015

El ISO es otro de esos conceptos heredados de la fotografía analógica pero que trasladado al formato digital funciona de una forma ligeramente distinta. 


Sentido y sensibilidad
Originalmente había dos escalas más para medir el grado de sensibilidad, pero con el tiempo la de tipo ISO (International Organization for Standardization) se ha convertido en la más extendida. En analógico cada carrete de película viene con un ISO concreto que define la sensibilidad de dicha película: 10, 200, 800, 3200... en otras palabras, el ISO indica la cantidad de reacción ante la luz.

Grano vs ruido
Una película muy sensible necesita una exposición menor (tiempo, apertura) y en consecuencia tendrá grano. Eso es porque los cristales de haluro de plata que contiene son mayores en este caso reduciendo la nitidez y el contraste como pasa en las siguientes fotografías:

T-MAX P3200, "El grano es bello III"

T-MAX P3200, "Ángel caído"

En la fotografía digital tomamos las fotografías a través de un sensor compuesto por fotositos sensibles a la luz, que captan la señal lumínica. Eso significa que cuando aumentamos la sensibilidad lo que realmente hacemos es amplificar dicha señal (decirle a cada fotosito que reciba más luz) por eso la calidad del RAW resultante dependerá de esa relación señal/ruido (ISO) que hayamos configurado.

En este caso tenemos píxeles y no haluros, por eso en vez de grano decimos ruido. A mayor sensibilidad más se degradará la calidad de la imagen y por tanto mayor ruido obtendremos en la imagen resultante.


ISO 6400 "Gravity", María Lara y Carlos Peñalver

ISO 4000 Dancing Shadows Festival, Lucía Wegner - Chandra

Ojo, la calidad de las fotografías con ISO’s altos también dependerá de la calidad de nuestro sensor. Obviamente en cámaras de alta gama el ruido visual ante niveles altos de ISO será casi imperceptible. ¡De ahí su precio!

Como no siempre el grano/ruido es bello, allá van algunos consejos para evitarlo:

  • Trabaja con ISO’s bajas y trípode si es necesario.
  • Si hay poca luz, utiliza luz de relleno para compensar la exposición.
  • Deja que se enfríe el sensor sobre todo cuando trabajes con largas exposiciones o modo ráfaga.
  • Si realizas una exposición correcta de la escena, no necesitarás ajustes posteriores que pueden alterar el resultado en ISO’s altas.
  • Y no tengáis miedo a subir un poco el ISO si la escena lo requiere. A veces es mejor trabajar exposiciones correctas y holgadas con 400 que sub/sobreexponer por tratar de trabajar con 100.

ISO 100 "Harusame"

Truqui del almendruqui
¿Alguna vez te han aparecido unos bordes de color en fotografías de alto contraste? Desde Xataka comentan que subiendo un paso el ISO podemos resolver ese efecto.

Referencias
Cómo usar el ISO correctamente en tus fotografías
Funcionamiento del sensor y valores ISO

Y con esto damos por completada la serie de básicos, espero que os hayan resultado prácticos e interesantes. Como en cualquier disciplina al final todo se asimila con la práctica. Haced muchas fotos, explorad vuestro equipo, probad con diferentes combinaciones, ahora que os estáis adentrando en la fotografía es el mejor momento para aprender a controlar estos tres pilares básicos.

¡Nos leemos en la siguiente serie!

Fotografía súper básica
Fotografía súper básica I
Fotografía súper básica II

0 comentarios:

Tienda online