30 de junio de 2014

En conversaciones con amigas bailarinas de vez en cuando se cuela el tema de la fotogenia y de lo difícil que es para algunas de ellas salir “bien” en las fotos.


“¡Sácame bien!”


La definición de fotogenia según la RAE es “que resulta bien en fotografía”, sin que ello deba estar relacionado con la belleza convencional o el físico, sino como resultado combinado del artista/intérprete y la habilidad del fotógrafo para captar ese instante que lo hace tan especial.

En el caso de los festivales de las escuelas -mi campo de trabajo durante el último año y donde he encontrado mayor reto- la mayoría de las personas son alumnos. Para muchos de ellos son sus primeras actuaciones, con todo lo que eso conlleva: tembleque incontrolado de piernas y brazos, muecas rarunas, dedillos agarrotados, mirada al suelo, retortijones... digo! mariposas en el estómago! Ni que supiera de lo que hablo XD

Si bien es cierto que los nervios pueden limitar la expresión corporal, creo firmemente que siempre se puede sacar fotografías estupendas incluso de situaciones como “ups, me he equivocado de paso” o, “¡noooor, se me ha enredado el velo!”. No digo que sea fácil conseguir “el fotón”, pero tampoco es imposible, solo hay que estar atentos ;)

Favoritismos


Antes de comenzar, os pido comprensión, por favor, me he críado con Dragon Ball y Sailor Moon, tengo alma de justiciera, así que no podía dejar pasar la oportunidad de denunciar esta situación cada vez más habitual y que tiene un poco que ver con todo lo expuesto en las líneas de arriba: fotógrafos que se centran en los profesores y artistas invitados del festival, pero apenas en los alumnos.

Hummm... ¿hola? ¿esto no es un festival de fin de curso? Si te han contratado para cubrir el evento, lo profesional es que tengas fotos de TODAS las actuaciones, ¿no te parece? Apelar a la falta de fotogenia/experiencia de los alumnos como excusa por haber hecho fotos sólo de los profes y artistas invitados no es ético, ni profesional. Y sí, esto también lo he escuchado.

Yes, I know it ¡endeed! Un mal día lo puede tener cualquiera: sobre el escenario, detrás de la cámara, en las luces... pero cuando eres profesional lo justo es tratar de hacer tu trabajo lo mejor posible, porque para eso los alumnos (y la propia escuela) han trabajado durante todo un año, dejando atrás miedos y complejos para subirse al escenario y dar lo mejor.

Y por último un mensaje dirigido a los papás, familiares, amigos, novios...
Vale que queráis un recuerdo inmediato de la actuación para compartir, presumir, etc...
Vale que estáis tope emocionados de vuestra nueva cámara que tiene mogollón de funciones aunque sólo conozcáis el automático y queráis practicar...

Pero por favor, ¡quitad el flash*!

No imagináis lo molesto que es tanto para los que actúan como para los que tratamos de sacar a vuestros artistas en su mejor faceta y luego descubrimos con horror que nos habéis quemado lo que podía ser una súper foto.



Respeto, estamos en un teatro. Antes de que empiece la actuación, considerad este paso como el de apagar el sonido del móvil. ¡¡ GRACIAS MIL !!

Próximamente
Guía básica para fotografía escénica

Referencias
Belleza y fotogenia: ¿Son lo mismo?

* Es ese iconito con forma de rayo o relámpago que suele aparecer en la esquinita de la pantalla, por si alguno no sabe de lo que hablo XD

0 comentarios:

Tienda online