30 de diciembre de 2013

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de asistir al taller de shodo dedicado a los nombres, impartido por nuestra sensei, Elena Hikari, pero hasta ahora no había tenido tiempo de dedicarle una entrada como dios manda.

La profe realizó una búsqueda etimológica de nuestros nombres para que pudiéramos trabajarlos en clase y en mi caso le pedí que me buscara el origen de mis dos nombres, Tania y Gala. Confieso que me sentí mucho más cómoda trabajando con el primero, quizás sea porque llevo el doble de años utilizándolo ;)

Por lo visto Tania procede del ruso y significa "bella princesa". Y sí, ya sé que descubrir algo así después de más de 30 años tiene tela, pero nunca se me había ocurrido buscarlo la verdad XD

Durante la clase estuvimos repasando algunos conceptos muy importantes, como la respiración a la hora de hacer la pincelada -¡sí, hay que respirar!- o por ejemplo comprender el ritmo que necesita cada trazo. Por un momento parecía que estuviéramos en clase de música. Pero uno se para a reflexionar y es bastante coherente, puesto que la caligrafía japonesa bebe del Zen. Uno debe ser consciente y estar presente en cada momento, cada instante, cada trazo, inhalando y exhalando en cada pincelada. Con ritmo. 1, 2, 3... 1, 2, 3...

El primer radical del kanji de Onna me recordó a un vals.
El kanji de "Onna" significa "mujer".
"Hime", los dos kanjis significan "princesa" o "mujer bella"
Mi pincel de shodo bien peinado y to' guapo!
El taller se impartió en Tysc Espacio, un centro de actividades plásticas muy especial, lleno de luz y encanto que os recomiendo que visitéis. Imparten cursos muy interesantes como el próximo de El Cuaderno Japonés del período Edo.


La mua "shodeando"
Referencias:

0 comentarios:

Tienda online