4 de febrero de 2013


Como ya sabéis el año pasado estuve asistiendo al taller anual de Pintura coreana (hanguk hwa), en el Centro Cultural Coreano de Madrid, impartido por la profesora Hye-Kyung Shin y culminando en una exposición de obras de alumnos.

Este año he tenido la oportunidad de conocer al colectivo Shodo Creativo de la mano de dos estupendas profesoras, Elena Hikari Torres y Luciana Rago respectivamente, con las que estoy aprendiendo shodo (caligrafía) y sumi-e (pintura japonesa) respectivamente. Algunas personas me han preguntado qué diferencia hay entre la pintura coreana y japonesa, por lo que utilizaré este post para hablaros de mis primeras impresiones.

Ambas corrientes nacen de la pintura china clásica nacida alrededor del siglo III a. C. (¡mi periodo histórico favorito!) y se desarrollaron un par de siglos más tarde con la aparición de la caligrafía y el papel de arroz, extendiéndose a países del extremo oriente como Corea, Japón y Vietnam entre otros. De ahí que la temática y la técnica de todos estos países sean parecidas a nuestros ojos occidentales.

La temática más popular es la de los Cuatro Caballeros, o Las Cuatro Gentiles Plantas, como se conocen en Corea, donde cada planta es asociada a una estación:

Primavera - Iris, Orquídea o Magnolia (en chino se llama Mu-Lan, como la famosa guerrera *_*)
Verano - Peonía y Loto
Otoño - Crisantemo
Invierno  - Cerezo (o ciruelo) y Bambú

En las orquídeas he observado que existen detalles en la forma de los pétalos e incluso en el orden de las hojas a la hora de trazarlas.

Orquídea coreana. Los pétalos suelen ser más estilizados.
Orquídea japonesa. Los pétalos son algo más curvados y cortos.
En cuanto al bambú también hay diferencias en el tronco, los trazos de separación e incluso las hojas.

Bambú coreano. Se presiona al inicio y al final de cada trazo del tronco.
Bambú japonés. Apenas se nota diferencia de presión.
En conclusión, creo que la pintura japonesa refleja el gusto por lo minimalista, lo sencillo, lo puro, siendo una pintura mucho más introspectiva, reflexiva y conceptual que la coreana, más cercana a la estética china, que valora lo emocional y decorativo. Eso no significa que considere una mejor que la otra, creo que cada una de ellas aporta su propio valor cultural y estilo.

Por supuesto esta valoración es totalmente subjetiva. Hay una gran variedad de estilos dentro de cada una de las corrientes artísticas (coreana, japonesa, china...) y cada autor expresa determinados matices que les diferencia y hace únicos. Lo ideal sería aprender de varias escuelas para más tarde desarrollar un estilo personal, coherente con la propia personalidad :3

¿Os ha parecido interesante esta entrada? ¿Queréis aportar vuestra experiencia? Ya sabéis que vuestros comentarios y sugerencias siempre son bienvenidas -^___^-

Enlaces de referencia:
http://en.wikipedia.org/wiki/Four_Gentlemen

Película recomendada:
"Portrait of a Beauty", 2008, Corea del Sur.
En esta escena, la protagonista Shin Yun-bok, una mujer que se hace pasar por hombre para poder pintar (¿os suena esto de algo? XD) pinta una orquídea sobre la espalda de su amante. Me recordó un poco a otra gran película sobre caligrafía oriental llamada "The pillow book".


0 comentarios:

Tienda online