2 de marzo de 2012


Luz y Oscuridad son indivisibles. Jamás una fuerza vencerá sobre la otra, porque ambas se necesitan para existir. Su equilibrio representa la esencia del Ying y el Yang, lo masculino y lo femenino, el cielo y la tierra, el agua y el fuego, el cuerpo y el espíritu.

0 comentarios:

Tienda online