13 de agosto de 2009

star hunter

tumbadas sobre asfalto, con el cálido resplandor de una ciudad drogada, caminando sobre un océano inmenso de estrellas, recordándonos lo pequeñas e insignificantes que somos las personas, de repente alguien dibuja con tiza lumínica un destello, que dura apenas un instante, pero suficiente para ponernos la carne de gallina y hacernos gritar de puro placer...

0 comentarios:

Tienda online